Sensación especial de los japoneses en 15 de agosto

En Japón no existe un día festejo, en el que la gente se pueda sentir como Uds mexicanos se sentirán del 15 de septiembre. Día nacional (11 de febrero) es día libre, pero no lo tomamos tan importante(*1) Entonces voy a contar sobre otro día – 15 de agosto, un día bien importante para los japoneses en varios sentidos.


15 de agosto, como fiesta de “Obón”


Obón es un período en que “se abre la tapa de infierno y regresan los muertos a este mundo temporalmente”. Es un costumbre originalmente de budismo (desde China) mezclado con el pensamiento nativo japonés. Era 15 de julio de calendario lunar (mitad-fin de agosto del solar) hasta 1872, y luego se ajustó en el 15 de agosto de calendario solar.

Japón, tal vez como México, las funsiónes del país están bien concentradas en el capital Tokyo, es decir, muchos mudan al alrededor de Tokyo para su trabajo y viven. Y toda la gente toma vacaciones en Obón y regresan a u pueblo a la vez, que significa que siempre hay mucho mucho tráfico.

La familia y los parientes se juntan. Fiesta, por supuesto. Visitar cementerio es tambíen común. En cada pueblo se abre la fiesta de danza, se llama “Bon-odori”, y la gente baila a la manera de “la alegría de los muertos que han podido escapar de las penas de infierno”.

Es exactamente el día de los muertos en Japón, pero no es la fiesta así tan alegre como la de México, pero tampoco es tan tan triste. El concepto de este día es un momento en que se siente tranquilamente feliz de regresar al pueblo y verse otra vez, los vivos igual como los muertos. Este color sensible es tal vez ambigüedad típica japonesa, pero también lleva mucho color de un asunto histórico, importante.


15 de agosto, como “término de la guerra”


2 de septiembre, el 1945. Se terminó la guerra de Océano Pacífico con la firma del documento de rendimiento en el barco de guerra de los gringos, parado cerca del golfo de Tokyo.  Medio mes antes de esta fecha, en el mediodía de 15 de agosto, la voz de emperador japonés se emitió por primera vez en la historia. La voz, la que casí nadie habia escuchado antes, declaró que nosotros japoneses perdimos la guerra y se acabó.

6 de agosto – bomba atómica encima de Hiroshima. 8 de agosto – Unión soviético declaró la guerra contra Japón y empezó a invadir desde el norte. La situación era tan tensa. 14 de agosto, Japón finalmente decidió rendirse. La guerra se acabó despúes de tantos muertos y heridos, y púramente al azar, “la tapa del infierno estaba abierta”.

Despúes del 1945, este día es no solamente para regresar al pueblo y recordar los que han muerto, sino también recordar la guerra y la pérdida. (※2)

15 de agosto, en que “la muerte personal” se absorbe en “la muerte en general”


Pienso que 15 de agosto es un buen ejemplo de que los japoneses entiende “la muerte” a la manera única y, en algún modo, es la convivencia con ella. Es un costumbre japonés tan paranoiaco, por ejemplo hablar de amigos difuntos como sí estuviera al lado suyo, o hablar a la tumba o al altar(※3), pero tal vez Uds mexicanos lo entendirán, como tienen la sensación de ambigüedad entre la vida y la muerte, pensando en el día de los muertos “mexicanos”, Pedro Páramo o museo de las momias en Guanajuato.

Por favor, vengan a Japón alrededor de 15 de agosto si tienen chanza. Van a encontrar la sensación típica japonesa en algún lugar de este país.


※1 es el día en que el primer emperador se hizo en el mito japonés. Pues, Japón ha sido siempre independiente en la historia, entonces no existe un día en que nació Japón.

※2 Hay razónes bien sensibles y tramposas de porque 15 de agosto se toma más importante que 2 de septiembre en Japón, el que se acabó la guerra literalmente desde el punto de vista de la ley internacional, y los paises de la fuerza aliada (como gringos) pone más importancia…. pero será otro cuento.

※3 A veces se refiere que los japoneses son ateos, pero personalmente digo, que son bastante religiosos. Pero hay diferencia; los japoneses no pone lo mágico afuera del territorio de ser humano, nombrando como “dios”, sino esto existe en cualquier lugar en la vida cotidiana. Pienso que es la característica de la sensación japonesa desde hace muchos años, como Octavio Paz se sintió algo surreal en Haiku. Lo podemos observar en las obras de Hayao Miyazaki, o la afición de cualquier tipo de adivinación…. pero será también otro cuento.

This post is also available in: Japonés

A %d blogueros les gusta esto: